lunes, 19 de octubre de 2009

Calvo y negro

Esos dos rasgos físicos sobresalían de su fisonomía, y la pajarita de su vestimenta.

De su práctica profesional no tengo más que alabanzas: estilo propio e inconfundible, espectáculo y entretenimiento en la forma, conocimiento técnico en el fondo.

Ha muerto Andrés Montes y lo lamento. Sin conocerle, me resulta un personaje familiar y cercano. Ver baloncesto por televisión no será lo mismo, con el debido respeto hacia los demás.

1 comentario:

  1. Como ya tuvimos ocasión de comentar, una auténtica pena.

    ResponderEliminar