viernes, 24 de diciembre de 2010

FELIZ NAVIDAD - Homenaje al estilo "Bernard Thompson"

Querido lector,


Un momento para decir ¡feliz Navidad! y desear que proliferen personas del tipo Bernard Thompson.

Abrazo,
ASV
video

miércoles, 28 de abril de 2010

El deporte no es tan buena metáfora

Desde que me dedico a este oficio de formar/entrenar/desarrollar profesionales para su mejor desempeño en el terreno laboral, el deporte ha sido metáfora recurrente en mi discurso y en mis propuestas metodológicas.

De todos los ejemplos, enseñanzas y valores que el deporte puede ofrecer para el aprendizaje (que son muchos, afortunadamente) me temo que deben excluirse algunos que se producen en ocasiones cuando la competición llega a sus últimas fases y lo que importa, por encima de todo, es la victoria.

Redacto esta nota el miércoles 28 de Abril. En la noche de hoy se celebra en la Ciudad Condal el partido de vuelta de la semifinal de la Liga de Campeones entre el FC Barcelona y el Inter de Milán. Si quiere alcanzar la final, el Barça debe remontar el 3-1 del partido de ida. Las horas previas están siendo de todo menos “deportivas”, a juzgar por las declaraciones de algunos de los protagonistas, caso de Gerard Piqué, Jose Mourihno, Thiago Motta... Incluso hay comentarios de protagonistas indirectos, como Cristiano Ronaldo, sólo comprensibles desde la rivalidad peor entendida.

Las filias y fobias que genera el deporte de élite (el fútbol, particularmente) hacen palidecer la enorme fuerza ejemplificadora de algunos de sus valores: esfuerzo individual, esfuerzo colectivo, trabajo en equipo, coordinación, generosidad, juego limpio...

Mi colega y notable bloguero Francisco Alcaide, autor del libro “Fútbol, fenómeno de fenómenos”, sabe mucho de estas cosas. Otro colega y señalado referente de la profesión, Juan Carlos Cubeiro, ha publicado recientemente, junto con Leonor Gallardo, “Liderazgo Guardiola”, donde se manifiestan virtudes y competencias del deporte aplicables al terreno profesional. Es de agradecer el esfuerzo de divulgación de estos colegas, y de otros tantos no mencionados aquí por espacio, para que comportamientos como los que estamos viviendo en las horas previas del decisivo partido de esta noche no acaben por anular la gran metáfora del deporte.

Que tengan un buen día, y que gane el mejor. (Ojalá, por cierto, que sea el Barça)

ASV

lunes, 19 de abril de 2010

Lunes de ceniza

Mientras Europa manotea para aclarar la atmósfera en torno a sí misma, tose un poco para disimular que se encuentra desasistida cuando las cosas se complican. Fenómenos naturales, no hay duda, pero que ponen de manifiesto la fragilidad de muchas de nuestras intervenciones e invenciones.

Lunes de ceniza. Y cenizos son los jefes que se empeñan en emplear el "ordeno y mando" como método de dirección de personas. Es cierto que hace muchos años que aparentemente la DpI pasó a la historia dando paso a otras Dirección por...; sin embargo, cuando el volcán de la empresa entra en erupción y desprende ceniza en abundancia los jefes mediocres recurren al viejo truco de embridar al personal y tomar todas las decisiones.

A todo esto la semana pasada acudí por invitación al IESE para atender una magnífica sesión a cargo de Nuria Chinchilla en torno al Life Coaching. Salí muy satisfecho de allí, con un ejemplar dedicado de "Dueños de nuestro destino" y algo sorprendido por lo intenso del mandoble que Nuria propinó a Jorge Bucay y otros relativistas.

Y bien, esta semana es clave para ultimar un hermoso proyecto que gestiono por encargo de un Ministerio y que guarda relación con la "Dirección Inteligente". Una invitación a directivos y mandos a gestionar y gobernar personas desde la eficacia y la ética, envuelta en papel de película; que para algo he manifestado mi acuerdo con Juan Carlos Cubeiro acerca de que el cine es el método del caso del siglo XXI.

Que tengan un buen día. Y cuidado con la ceniza, por favor.
ASV

lunes, 12 de abril de 2010

¡Qué pequeño me siento ahora!

Compruebo que más de cuatro millones seiscientas mil personas lo han visto, tal vez alguno de ustedes entre ellos. Se trata de un video producido por el Museo Americano de Historia Natural que ofrece un viaje de apenas seis minutos por el universo conocido.

Después de verlo he vuelto a tener esa extraña sensación de pequeñez ante la magnitud de lo que me rodea. Descuiden, me encuentro bien, pero pequeño...

Si no lo han visto, disfrútenlo. Que tengan un buen día.
ASV

martes, 30 de marzo de 2010

El proyecto imposible

Es casi tan imposible como el propio proyecto no mirar con simpatía e interés la iniciativa de André Bosman, Florian Kaps y otros 11 profesionales para reiniciar, reflotar y recuperar la fotografía Polaroid.

Lo denominan EL PROYECTO IMPOSIBLE y tal vez tengan razón. De momento les rodea un círculo de escepticismo ante una tecnología que parece estar sobrepasada por la fotografía digital. Además, su política de precios de cámaras y películas no es precisamente asequible.

Pero son emprendedores que tienen y comparten una VISIÓN; que han diseñado una ESTRATEGIA y se han dotado de una ESTRUCTURA y unos SISTEMAS de funcionamiento. Que cuentan con PERSONAS que con toda probabilidad muestran un ESTILO y unas HABILIDADES complementarias (Gracias McKinsey por dejarme mencionar el Modelo de las 7'S)

Para que se hagan una idea de cómo se las gastan estos emprendedores incluyo a continuación el texto de entrada a la descripción de la fábrica de Enschede (Holanda):

"Upon entering the building you can immediately inhale this very special mixture of oil, chemicals, age and passion. Old furniture, diplomas from the last decades mixed with pictures of the new setup. On the ground level the huge warehouse gives room to hundreds of shelves that are partly filled with packaging, pallets and chemicals, left over from past years, and partly deserted, waiting for new film"

Si esta descripción les ha sabido a poco pueden ver un video de "andar por casa" donde André Bosman cuenta algunos detalles.



Es reconfortante encontrar profesionales así. Pase lo que pase, a sus nietos siempre les podrán decir que lo intentaron, que ya es todo un éxito.

Que tengan un buen día.
ASV

lunes, 22 de marzo de 2010

El anillo de una caja de sorpresas

Leo con alguna frecuencia la predicción de que las relaciones empleador-empleado van a hacerse más distantes, más utilitaristas; que conceptos como la lealtad, la permanencia y esas cosas pronto, muy pronto pertenecerán al pasado. Quienes formulan esas predicciones merecen mi respeto y saben de lo que hablan, lo que sucede es que se afirma con tal certeza que a uno le produce escalofríos.

Como contraste me agrada recordar en ocasiones una escena de la deliciosa Desayuno con Diamantes (Blake Edwards, 1961): Holly y Paul entran en Tiffany’s y observan sus relucientes joyas. Ella habla de diamantes como si los tuviera por docenas mientras que él desea hacerle un regalo. Pactan limitar a 10 dólares el importe del mismo y se acercan al mostrador. Allí llega un maravilloso personaje...

¿Condenados a perder para siempre ciertas cosas? Todo parece indicar que sí, aunque me gustaría ser sólo uno más de quienes piensan que deben preservarse ciertas formas de comportamiento; en los negocios, en la calle, en el deporte, en la vida pública o privada. Que eso que llamamos valores son elementos nucleares que rigen conductas y expresan formas de pensar y actuar. No son meramente bellas declaraciones que se respetan cuando las cosas marchan bien y se quiebran cuando conviene.

¿Saben qué les digo? Soy un convencido de que todo fluye, todo cambia, nada permanece excepto el cambio (Heráclito); pero creo firmemente que cuando todo cambie lo hará para bien si valores como lealtad, compromiso, esfuerzo y otros están presentes.

Aunque nunca hayan encontrado un anillo en una caja de sorpresas, les deseo que tengan un buen día.

ASV

video

viernes, 19 de marzo de 2010

Mercado de trueque en Camuñas

Camuñas es una población toledana que hoy viernes, 19 de Marzo, acoge en sus calles el Mercado del Trueque, donde se puede intercambiar cualquier objeto propio por otro ofrecido por alguna persona. Naturalmente, sin mediar moneda o papel; puro trueque, como antaño.

En los tiempos que corren, donde la Web 2.0 se distingue por una filosofía fundacional de intercambio y colaboración, encontramos a menudo acontecimientos que recuerdan que la historia se repite. Con otros modos, métodos, maneras y consecuencias, pero se repite.

Para intercambios, los de ayer. Mañana intensa en el IESE en compañía de mi amigo Pablo Ámez, con abundante intercambio de pareceres y animada conversación sobre el Ser Humano. Interesante encuentro con Santiago Álvarez de Mon, quien me regaló unas palabras que le agradezco enormemente: “Los Sagi-Vela habéis ofrecido a los amantes del baloncesto magníficos momentos”. Le respondí con una gran verdad: “Y tú, Santiago, los estás ofreciendo ahora”. Quid pro quo, faltaría más. Santiago es una eminencia y una persona encantadora. Además, tiene una mente privilegiada y dice cosas muy interesantes para quienes nos dedicamos al oficio de entrenar personas y favorecer su desarrollo.

Otro intercambio o trueque con cierto interés, aunque en este caso desalentador, es el que en estos días protagonizan representantes de los dos clubes de fútbol más importantes de España y probablemente del mundo, FC Barcelona y Real Madrid, a propósito de la posibilidad de que el primero alcance la final de la Champions League, que se jugará el 22 de Mayo en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid. Afrenta para unos, morbo añadido para otros... y los medios informativos especializados redactando titulares de vergüenza ajena. Contrastar esos comportamientos con los “valores del deporte”, ya saben, caballerosidad, juego limpio, nobleza, respeto por el contrario, etc. produce una gran desazón a quienes creemos en estas cosas.

¿Saben qué? Voy a seguir creyendo en estas cosas, si ustedes me lo permiten.
Que tengan un buen día.
ASV

lunes, 1 de febrero de 2010

Talento meridional

Tal vez sea un acto de presunción por mi parte pero el cuerpo me pide ofrecerle disculpas, distinguido lector, por tan prolongada ausencia de contenidos en este blog.

Sin embargo no he dejado de leer a diario las aportaciones y entradas de las personas a quienes sigo.

Sin ir más lejos, hace unos minutos he comprobado que Juan Carlos Cubeiro sigue yendo al cine a menudo y que la vasta cultura que acumula le permite afirmar con razón que "el séptimo arte es el método del caso del siglo XXI". Suscribo sin fisuras dicha afirmación, hasta el punto de que no hay curso, seminario, taller, sesión de coaching o comparecencia en que me corresponda intervenir que no incluya alguna metáfora cinematográfica. El cine es tan asequible, memorable y entretenido que me parece una herramienta maravillosa en labores de entrenamiento, de formación y de desarrollo profesional.

También he visitado la última de Agustí Brañas y su propuesta ante el nombramiento de un nuevo jefe. Agustí tiene la habilidad de provocar en pocas palabras, de sugerir sin necesidad de abundantes argumentaciones. Y no cabe duda de que su estilo llega al lector, a juzgar por los comentarios que reciben sus textos.

Ahora me queda tarea, grata tarea, por completar. Germán, Josep, Oliver, Albert, JD Roman, José Miguel, Begoña... No sé si comentaré algo de sus entradas, si sé que con toda probabilidad serán interesantes.

Déjenme que acabe este post refiriéndome al "talento meridional" del que estoy disfrutando estos días en las Islas Canarias por razones profesionales. Adoro mi país y no hago distinciones entre procedencias, orígenes y residencias, pero tengo que decirlo: aquí hay mucha gente encantadora, que ve la vida de una manera alegre y positiva aunque tenga dificultades; que reúne talento técnico y talento relacional. Es un privilegio trabajar con esta gente.

Y ustedes, aunque procedan de lugares más septentrionales, les agradezco que pasen por aquí y se tomen la molestia de leer estas líneas.

Que tengan un buen día.
ASV

viernes, 15 de enero de 2010

La mesa de despacho era una puerta

Interesantes jornadas de trabajo con profesionales de una importante corporación aseguradora. Gente trabajadora, comprometida con su empresa, crítica con sus defectos y defensora de sus virtudes.

De los numerosos aprendizajes que han surgido después varias horas de convivencia con los mencionados profesionales extraigo un comentario que, a la sazón, da título a esta entrada: "La mesa de despacho era una puerta..." Aludía la persona que lo pronunció a los orígenes que ella vivió en la empresa; a la precariedad de estructura, procesos y medios que debió padecer hasta la efectiva organización; a la ilusión, sin embargo, que prevalecía entre compañeros, empleados y directivos; a que ésta fue la clave para avanzar y consolidar una situación de cambio.

Decía Nicolás Maquiavelo que "nada hay más difícil de conducir, ni más inquietante con respecto al éxito, ni más fatigoso de gestionar que el comienzo de un nuevo orden de las cosas". Muchos años antes alguien había escrito que "todo fluye, todo cambia, nada permanece excepto el cambio" (Heráclito).

Así pues, tres certezas: una, que el cambio es constante, que cuando algo ha cambiado debe seguir haciéndolo; dos, que la inquietud ante nuevas situaciones aparece siempre; tres, que la ilusión es ingrediente necesario (y a veces suficiente) para seguir avanzando.

¿Trabajamos la ilusión?

Que tengan un buen día, aunque su mesa de despacho sea una puerta.